Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace muchos años mi papá llevó a casa el famoso libro de reflexiones motivacionales La culpa es de la vaca. Como era costumbre en la formación de las 6.30 a. m. del Poli, mi colegio, los profesores leían todas las mañanas una reflexión, precisamente de ese mismo libro. Ese era mi momento favorito de la formación, llena de regaños, oraciones y anuncios parroquiales al iniciar la jornada escolar.

Hojeándolo en casa me encontré con una de las reflexiones más bonitas y reales que hasta el día de hoy he conocido, y qué, más adelante, me sirvió para entender los conceptos de perdón y dolor, y sobre todo para entender lo válidos que son, pues todo no es color de rosa, pero esa es otra historia.

La parábola de los clavos en la puerta cuenta la historia de un niño que tenía grandes problemas para manejar su ira, por lo que su papá un día le dio una bolsa de clavos y le pidió que por cada vez que perdiera la paciencia clavara uno detrás de la puerta. El niño así lo hizo y, conforme los días pasaban, iba disminuyendo el número de clavos. Su papá lo invitó a ir retirando cada clavo en lo que regulaba su problema con el manejo de su ira, finalmente llegó el día en que no tuvo ninguna crisis y no hubo clavos tras la puerta.

Su padre lo invitó a reflexionar sobre el estado de la puerta, que pese a quitar todos los clavos jamás volvería a ser la misma. Lo mismo ocurre con nosotros, el perdón y el dolor.

Hace unos días -y después de muchos años- una persona que admiro mucho me reenvió la reflexión y confirmó la increíble forma de reafirmar conceptos, transformarnos y crecer a lo largo de los años. Antes pensaba que perdonar no era igual a olvidar, y lo sigo pensando, pero hoy agrego que perdonar es recordar, pero sin dolor. Tocar las hendiduras causadas por aquellos clavos y sonreír. Celebrar que estamos en constante transformación y que nos merecemos tener “un final (o un comienzo) feliz”; cuando un día esté soleado, cuando la sonrisa inunde tu mundo, cuando todo va bien, cuando trabajas o haces lo que te gusta, cuando te levantas con sueños bonitos, cuando dentro de ti no está nublado. La virtud de ver magia donde otros ven caos, es tu decisión.

(Visited 184 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Bióloga. Amante del mar, la ciencia, las letras y la vida. Del Caribe y el Sinú.

Más posts de este Blog

  • Ciencia

    Interdisciplinariedad educativa

    Como Bióloga entiendo la importancia de la educación desde diversas dimensiones, pues ésta nos permitirá asegurar una cohesión desde(...)

  • Opinión

    Nos están matando

    Nadie puede ser indiferente a la situación actual del país y, pese a comentarios que he recibido por opinar(...)

  • Ciencia

    La ciencia al servicio de la sociedad

    A estas alturas, y pese a todos los avances que las diferentes esferas de la ciencia han logrado, hay(...)

  • Vida

    Lo que somos

    Y tú, ¿qué quieres ser cuando seas grande? -me preguntaron. Guardé silencio, pensé y respondí: Escritora. A mis veintitantos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar