Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

No se ha acabado la guerra y ya muchos están dándose en la jeta por los recursos del posconflicto, porque sienten que la paz debe ser un negocio, tal y como ha sido la guerra durante tanto tiempo.

Es obvio que lo mejor es que cese el fuego, pero mucho mejor sería si cesara el juego, pero este país está lleno de gente poco seria, cuyo único interés es sacar ventaja, por lo que para ellos, será lo mismo que siga la guerra o que se silencien los fusiles, ya que al final, final, siempre se verán beneficiados.

No hay empresa, mediana o grande, no hay intelectual, negociante o usurero, no hay erudito, doctorado en la Sorbona o técnico laboral del Sena en Bogotá, no hay ONG, ni fundación de garaje o de bolsillo, no hay rebuscador, ni empleado de oficina, que no quiera montarse en el tsunami que produce la palabra posconflicto. Su sola mención, produce microorgasmos y no porque estén interesados en que reine la armonía, sino porque la sola palabreja, resulta una etiqueta atractiva y vendedora.

Lo mejor que puede pasarnos como nación es que se apaguen, y para siempre, los tambores de la guerra, pero resulta difícil pensar que cuando todos quieren verse beneficiados económica o políticamente, o ambas, podamos, por fin respirar con tranquilidad.

Los de las camisetas, los de los seminarios, los políticos, los negociantes, los banqueros, los de las ONG, los de las agencias de comunicaciones, los de la televisión, los publicistas, los de las Bacrim, los de las guerrilla, los de la universidad, los vendedores de raspao y mango biche, todos, se están frotando las manos con fruición porque creen y están seguros que una vez se firme el pacto, rodarán los ríos de dinero.

Lo único cierto es que la paz debería ser una gran fiesta, pero por lo pronto, el posconflicto es una gran torta de la que todos quieren sacar tajada.

(Visited 365 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La esperanza de los nadie

    Ni la fe, ni la ideología, ni las predilecciones sexuales ni mucho menos el hinchismo deportivo vienen en nuestro(...)

  • Vida

    Palíndromos y capicúas

    Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de la risa, en la fuerza misteriosa del silencio,(...)

  • Opinión

    La parla

    Somos expertos de un día. Para cada situación tenemos un compendio, una teoría, una solución ideal, una filosofía profunda,(...)

  • Política

    Los pisapasito

    El mundo se divide entre fantoches y pisapasito. Los unos gritan y los otros, joden. De los primeros hablamos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¡Resiliencia es sin duda una de mis palabras favoritas! Se entiende(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar