Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Dice mucho de la salud mental de los bogotanos el suicidio. En el 2016 se presentaron en promedio 26 casos mensuales de personas que se quitaron la vida, para un total de 310 en los 12 meses del año.

Si estas cifras no son alarmantes entonces qué nos puede alarmar: 26 correspondieron a jóvenes entre 12 y 17 años y se presentaron dos casos de niños de 6 y 10 años. La cuarta parte, 73 en total, correspondió a personas de 18 a 28 años y otros 92 fueron de adultos entre 29 y 59 años.

Los bogotanos andamos enfermos mentales, intolerantes, pleiteros, suicidas, es solo un indicio del grave problema de salud mental de Bogotá. Hay más cifras: cada día 73 personas son víctimas de violencia interpersonal, de parte de parejas que agreden, familiares que se enfrentan incluso con armas como puñales y vecinos que reaccionan con violencia en cualquier discusión.

Parejas y exparejas que maltratan física y sicológicamente y matan a sus mujeres, hombres que violan y asesinan a las niñas como acaba de ocurrir con Yuliana Samboni, la pequeña de 7 años que murió después de ser violada por Rafael Uribe Noguera, como un solo ejemplo. El 84 por ciento de los casos de abuso sexual en Bogotá son contra menores de edad, especialmente niñas, sin que de este aberrante hecho escapen los niños, que cada día son más víctimas de este delito. Solo una sociedad enferma mentalmente produce este tipo de acciones y las permite.

Las unidades de salud mental están en el último lugar de las prioridades. El hospital de Kennedy, por ejemplo, cuenta con menos de 30 camas dedicadas a pacientes con enfermedades mentales, que no dan abasto para la demanda. Las mismas directivas reconocen que permanentemente hay entre 8 y 12 pacientes en los pasillos y hay días en que el déficit es del 70 por ciento. Es decir, solo se pueden atender 3 de cada 10 pacientes que reclaman atención.

La mayor parte de los pacientes que se tratan en urgencias por violencia están relacionados con enfermedades mentales, porque en la ciudad proliferan personas con trastorno afectivo bipolar, psicosis, depresión mayor y esquizofrenia paranoide que no están diagnosticadas y por lo tanto no reciben tratamiento. Por eso terminan involucradas en episodios de violencia interpersonal. Además, llevan armas cortopunzantes, esferos, lápices, ganchos, puñaletas, por si me atacan. Es una sociedad paniquiada, acorralada por el miedo, por eso vive armada.

El Instituto de Medicina Legal practicó 28.243 exámenes por violencia interpersonal y 17.829 por violencia intrafamiliar, es decir, 77 y 48 exámenes diarios en cada caso. Esas son las manifestaciones de la incapacidad mental para resolver los problemas de una manera sana.

La salud mental de los bogotanos es una huérfana del sistema de salud. En una ciudad de 8 millones de habitantes no tenemos un registro fiel del número de personas afectadas, las consultas y hospitalizaciones son mínimas y poco sabemos de la magnitud del problema.

De ahí que para hablar del tema tengamos que guiarnos por las señales que da la sociedad para explorar hasta qué punto los problemas mentales de los ciudadanos son un tema de salud pública de dimensiones incalculables. No me vayan a decir que Bogotá no es un infierno de la locura.

@JoseMRamirezM

(Visited 1.469 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de la Universidad de la Sabana de Bogotá en Ciencias de la Comunicación Social y periodismo, con diplomado en Periodismo Público de la Unión Europea y la ESAP y posgrado en Ciencias Políticas para Latinoamérica y Criminalística de la Universidad de Salamanca (España). Maestría en Periodismo y Comunicación Digital de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) y Especialización en Docencia Universitaria de la UCC. Durante 20 años he ejercido el periodismo en radio y televisión. Durante este tiempo, simultáneamente, he estado vinculado a la cátedra universitaria y a la dirección de trabajos de investigación en las áreas de periodismo público y comunicación social.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Han pasado ya más de dos semanas desde la llegada a(...)

2

[caption id="attachment_227" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] Esa fue mi primera navidad(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar