Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Ocho de la mañana:   Hoy sí voy a hablar con X… ya no le voy a dar más largas

Once de la mañana:   En cinco minutos llamo

Una de la tarde:           Almuerzo y llamo

Tres de la tarde:          Uy, qué día tan ocupado, se me había olvidado que tengo que hablar con X, termino esto y le digo que nos veamos  al final de la tarde

Seis de la tarde:          Que día tan pesado, ahora solo quiero descansar. Ah!!!  Cierto, la conversación aquella… y bueno, será mañana, no voy a hacerlo/hacerla cansado/cansada y fijo vuelve a salirme mal…

Ocho de la noche:      Mejor le escribo por chat…. Mejor le mando un Wap

 

¿Alguna vez le ha pasado algo similar? De pronto no es un día, son varios días posponiendo esa conversación que por su grado de dificultad ya sea porque implica un cierre de una etapa o un proceso que no va a ser bien recibido, una solicitud de aclaración, una implicación emocional alta o una persona con quién el grado de relación está altamente deteriorado.

Una conversación difícil también lo es porque puede poner en juego algo de nuestra identidad, nuestros valores o nuestras convicciones. Por eso vale la pena preguntarse qué está en juego en la conversación, qué puede cambiar a partir de ella y qué aspectos de la identidad son intransables.

En el año 2013 investigadores del Centro de Medios Digitales Infantiles de la U. de California en Los Ángeles (UCLA), en el Simposio de la Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil de EE.UU., dieron a conocer los resultados de un estudio que demostró que los jóvenes (de entre 18 y 29 años) están más cómodos tratando ciertos temas difíciles a través de plataformas digitales, aunque se sienten emocionalmente más conectados o unidos a los amigos al conversar en persona que al hacerlo usando la comunicación virtual.

De acuerdo al estudio, un poco más de la mitad de los participantes prefiere hablar con sus amigos en línea que cara a cara, y el 81,1% afirma que la comunicación digital reemplaza a veces a la que se hace en persona, pero que esta última es más entretenida.

interpretaciones

En su momento, Lauren Sherman, investigadora que formó parte de dicho estudio explicaba que “Los datos de la encuesta sugieren que los jóvenes son conscientes de las limitaciones de la comunicación digital, en particular de la basada en texto, pero confían en ella por conveniencia o para tener intencionalmente distancia emocional de sus compañeros para conversaciones difíciles”.

Sin embargo, hay tópicos que prefieren conversar cara a cara, como largas historias, conversaciones profundas, acontecimientos, conflictos personales y asuntos íntimos de los cuales es preferible no dejar registro.

En cambio, planificar, temas que dan vergüenza o miedo tratarlos en persona, la confrontación, temas sexuales, asuntos que no pueden expresarse verbalmente por la emoción que generan o coqueteos están en la lista de aspectos para los cuales el tener de por medio un canal digital les facilita su decisión de abordarlos.

Lo anterior específicamente por chats y mensajería instantánea. Los mails tienen un lugar especial a la hora de abordar temas difíciles, pues dado que no tiene la inmediatez ni muchas herramientas que permiten saber si el destinatario lo leyó (a pesar que se le coloque la opción de notificar recibido y/o leído, esta puede o no ser aceptada por quien lo recibe), y claramente también tiene el riesgo de no permitirnos ver la reacción y la emocionalidad del otro, se pueden generar ruidos en dicha comunicación que pueden transformar una conversación difícil en una poco recomendable.

Entonces, recibir un mensaje todo en mayúsculas que dice: ESTOY ESPERANDO TU MAIL y tiene al final una carita feliz guiñando un ojo, puede generar inquietud ¿Está molesta? ¿Está de buen ánimo? La respuesta que llegue dependerá ahora del estado de ánimo de quién lo está leyendo.

Lo que es más, a veces simplemente con ver el nombre de alguien en la bandeja de entrada es bastante para ponernos a la defensiva. Y si el mail viene con copia a medio mundo simplemente aumenta la presión o malestar.

Entonces, si aún analizando la conveniencia de tratar el tema vía digital, o por limitantes como la distancia, se prefiere abordar una conversación difícil digitalmente, estas son algunas claves y recomendaciones para tener en cuenta:

  • Como toda conversación importante, asegúrese que el otro, o los otros, dispongan del tiempo necesario para el diálogo.
  • Proponga, no imponga, concertar una cita virtual. Envíe un mensaje previo con esta consulta, en donde expone el tema a tratar y la importancia para las dos partes.
  • Defina el para qué quiere tener la conversación. Qué es lo que quiere lograr con ella. ¿Abrir o cerrar una posibilidad con quién la va a tener? ¿El objetivo va a estar centrado en la tarea o la persona? Esto último cuando se trata de colaboradores o compañeros de equipos de trabajo. No cometa el error de simplemente decir “lo que salga, ahí me saldrá algo”.
  • Proponga acuerdos sencillos para la conversación. Ejemplo: ninguno de los participantes abandonará el chat o dejará de responder si no ha sido acordado por todos.
  • Arme lo que en comunicación estratégica se llaman los Mensaje Clave. Escríbalos y téngalos a mano si es necesario. ¿Que es aquello que no quiero dejar por fuera?. En este punto es fundamental que los analice bajo tres preguntas: ¿Es necesario que diga lo que voy a decir? ¿Esto qué quiero decir es un hecho irrefutable y comprobable o es un juicio o una opinión mía que va a generar que el otro se ponga a la defensiva o me desvíe la intención que tengo con la conversación? ¿Aporta esto a mi objetivo?

* Extracto de uno de los capítulos del ebook «Conversaciones digitales: Cómo evitar malos entendidos y ser más efectivos en chats, sms o correos electrónicos»  en lanzamiento en Amazon

 


Consultas sobre procesos y capacitación para empresas, coaching de equipo, ejecutivo y otras herramientas para mejorar la efectividad personal y organizacional, en el mail coach@coachsandramateus.com 

Mi perfil en Linkedin Sandra Mateus


Recibe las actualizaciones de mi blog suscribiéndote con tu mail

Email address

Sígueme en Twitter @liderazgoarriba

Gracias a quienes me envían sus consultas o comentarios, las aprecio y respondo siempre. Si tienes algún tema o inquietud personal o de tu empresa, escríbeme en twitter, en el mail coach@coachsandramateus.com.

 E- BOOKS

Puedes adquirir mis E-books en Amazon.com

 Marketing personal. Construcción de Marca Personal. Es la clave para mejorar relaciones y resultados. Más de 15 ejercicios prácticos, herramientas de coaching, enlaces a videos de reflexión

No es una novela romántica. Son historias  reales de amores tóxicos o bloqueos personales que le impiden a las personas amar y permitirse ser amadas de una forma sana.  Lecciones de liderazgo personal, coaching e inteligencia emocional aplicables a todos los ámbitos de la vida.

Para padres, educadores o quienes quieran trabajar en si mismos para generar crecimiento en nuestro niños, ahora también el Libro

Otras entradas recientes 

(Visited 2.130 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar