Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“¿Y tu crees que como para ti es fácil escribir, es fácil para todos?” Esta pregunta me la hizo una persona hace ya varios años cuando yo, al escucharle su deseo de escribir un libro pero no saber cómo, le dije queriéndolo animar: “¡dale, es muy fácil!”. Y esa pregunta fue el detonante para que cambiara mi mirada frente a la escritura misma, no por su dificultad o facilidad, sino por la manera cómo nos enseñan a relacionarnos con ella.

Desde el colegio, escribir es sinónimo de adjetivos como aburrido, aburrido y aburrido. ¡Ah! y también, aburrido. Nos trae recuerdos de trabajos extensos en donde la mano se cansaba transcribiendo textos que generalmente no entendíamos. Y ese “amor” se traslada a la universidad, claro,  a menos que el cristiano o cristiana en cuestión goce del talento escritor y de hecho elija alguna carrera relacionada.

¿Cuál mirada propongo? Hace poco dicté un taller enfocado en los signos de puntuación para la redacción corporativa e invité a los participantes a relacionar cada signo con la vida misma -obvio, el coaching como estilo de pensamiento y herramienta está presente en todo lo que hago-. ¿Cuáles nos llevaba a pausar? ¿Cuáles a acelerar? Así que esa es la mirada, una que no divide, sino que suma en nuestro quehacer diario. ¿O acaso la manera como un analista financiero presenta el informe con los datos para que la alta gerencia tome una decisión, no es decisiva? ¿No son esos mismos datos su escritura?

Entonces, ya sea que estés pensando en escribir un libro, abrir un blog, debas cada semana presentar un informe en tu trabajo o “simplemente”(si lees  Cómo escribir bien un mail o un chat ¡Te pueden salvar! entenderás porque lo pongo en comillas) escribes o respondes un mail, te recomiendo que – para que le tomes más cariñito y salgas airoso de esa labor-,  como primer paso te fijes en no cometer los siguientes errores:

  1. Sentarte al computador sin un propósito en mente. Como todo en la vida, identifica primero el por qué y el para qué de lo que vas a escribir. ¿Qué quiero conseguir con esto?
  2. Comenzar a escribir con la emoción equivocada. No tomes decisiones y tampoco escribas si estás demasiado triste, demasiado enojado, demasiado alegre, demasiado aburrido. Ubícate en la emoción adecuada.
  3. Escribir solo pensando en terminar. Como todo en la vida, si arrancas algo diciéndote de entrada que va a ser un “bodrio” y preguntándote ¿a qué hora terminará esto?, adivina el resultado. Disfruta el proceso.
  4. No leer la última versión en voz alta. Si tu definición de revisar el texto es darle una ojeada mental moviendo el cursor a gran velocidad para pasar por las frases sin detenerte demasiado, eso mismo le va a pasar a quién reciba el texto: va a darle una ojeada de rapidez y es posible que él si se detenga en los errores que se te fueron.

Lo que tu escribes, la manera cómo lo escribes refleja todo de ti ¿no es esta razón suficiente para tomarle cariño al proceso?


Te invito a que te pases por mis redes, son varias pero todas giran alrededor de mis pasiones: coaching, formación y escritura.

Instagram coach_sandra_mateus  Los martes hacia las 7:30 p. m. hora Colombia generalmente hago un live con temas que impactan nuestra vida y escritura o entrevistas a escritores, periodistas y blogueros con los que conversamos sobre su pasión por escribir.

Facebook  Sandra Mateus Coach y Escritora / Escribir un libro sin ser escritor es posible

YouTube  Coaching para escritores


Dime cómo escribes a tus clientes y te diré qué tipo de empresa eres
Escritura estratégica para la empresa

Cuanto más clara sea la comunicación que emitimos, más rentable resultará a la empresa. ¿Cómo hacerlo? Entra aquí

Y si te gusta la literatura fantástica, te invito a leer mi novela Skïnjola, Reino de dragones. Puedes leerla en  https://www.amazon.com/gp/product/B08926553L

Todos mis libros en Amazon https://www.amazon.com/Coach-Sandra-Mateus


Mi pasión es la formación, los juegos para el aprendizaje (modalidad virtual) y el coaching. Te invito a conocer cómo puedo apoyarte a ti o a tu empresa en el desarrollo de competencias de comunicación y liderazgo en tus formadores, instructores internos y equipos en www.ecofformaciondeformadores.online 

Contacto: contacto@coachsandramateus.com o en el Whatsapp +57 315 4786927

Suscríbete a este blog y así no te pierdes ningún artículo.


Email address

(Visited 845 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy coach (acreditada internacionalmente como Master Coach Ontológica Profesional con más de 3000 horas de coaching ejecutivo y equipo en Colombia y Argentina), mentora y editora para escribir no-ficción (libros, blog, artículos) tanto en proyectos personales, profesionales como corporativos. Desarrollo competencias de comunicación oral y escrita en líderes y equipos a partir de técnicas de coaching, mentoria y narrativa. Escribo libros y biografias empresariales. Como coach y formadora empresarial, me enfoco en programas de entrenamiento empresarial, formador de formadores, desarrollo de competencias blandas, especialmente comunicación y liderazgo.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com
-->
Quizás no conozcan a Sigur rós. Esta puede ser una buena introducción a ellos, según lo que yo creo. Lo que sigue se llama Inní mér syngur vitleysingur, lo que significa algo así como "junto a mí canta un loco":




Sigur rós es una banda islandesa que existe desde hace casi catorce años (desde 1994). Los oí por primera vez en el cine, pues se utilizó su música en el trailer de la película Children of men (2006) - lo que suena es Hoppípolla ("saltando charcos"). Luego de eso me he enterado de lo reticentes que son sus integrantes a comercializar su producción, y he desarrollado un gusto inmenso por su trabajo. También tengo una afición irracional por Islandia, y no sé muy bien por qué.

Pero eso es otro asunto; vamos al grano.

Esta es la dirección de ojos de mosca, un blog sobre música islandesa escrito en castellano por un islandés. Hace un tiempo leía allí mismo una pequeña reseña que hacía el autor acerca de Takk..., el tercer álbum de estudio de Sigur rós. Y me pareció muy interesante la opinión que presenta la entrada. A ver si esta vez sí me puedo explicar.

El segundo álbum de Sigur rós se llama ( ). Sí, así se llama. Le debe su nombre tanto al hecho de que ninguno de los cortes que lo componen posee título (las ocho pistas se llaman Untitled 1, Untitled 2 y así sucesivamente - aunque luego del lanzamiento del álbum, los seguidores del grupo contribuyeron a nombrar las pistas una a una) como a una particularidad característica de Jónsi, el cantante; quisiera que trataran de descubrirla ustedes primero. Para eso, otro video; lo que sigue se llama Untitled 4, o Njósnavélin (la máquina espía):




¿Lo notaron?

Yo tuve que leerlo para caer en cuenta; no sólo usan un arco de chelo para tocar la guitarra eléctrica (lo que produce ese sonido tan intenso de vez en cuando), sino que Jónsi no canta en un idioma en particular. Lo que dice no está dicho en islandés; ninguna de las canciones que componen el disco lo está. Han llegado a llamarlo un lenguaje aparte (que no lo es): "vonlenska", o "hopelandic". Y esa es sólo una de las interesantes particularidades de este grupo.

Vuelvo al blog del islandés. Luego de tener un poco de idea acerca del grupo, transcribo (con estilo corregido, porque el hombre escribe ligeramente mal el español) su opinión sobre el disco que siguió a ( ):

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com

3

Mientras mi hermano de doce años leía "El gato negro", relato(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar

Ingresa los siguientes datos para enviar el correo


¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar