Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Qué tal si en esta ocasión nos vamos a La Chorrera? Con sus 590 metros de caída, así se conoce a la cascada de agua escalonada más alta de Colombia, la sexta en América del Sur y la sesenta del mundo. Ubicada a menos de una hora de Bogotá, este enorme cuerpo de agua lo dejará pasmado con su espectacularidad ¿Le interesa? ¡Bienvenidos!

¿Cómo llegar?

Cascada La Chorrera

Cascada La Chorrera. Foto: @expresomochilero

Esta cascada se encuentra ubicada a 45 minutos de la ciudad de Bogotá, camino al municipio de Choachí. Puede llegar de dos maneras:

  1. Por cuenta propia, si tiene auto -o es gasolinero y consigue a un amigo con carro como yo- basta con poner en el Waze el nombre del parque. Indispensable que en el camino, para no perderse, haga la U a mano izquierda cuando vaya por la circunvalar. Luego solo debe seguir el camino indicado. Verá un aviso para entrar al parque, y de ahí son 25 minutos por una carretera algo regular a la taquilla del parque.
  2. Puede tomar un bus en la calle 6 con Av. Caracas por un precio de $6.000 COP. Las empresas Transoriente y Cootransfomeque ofrecen el servicio de 5 a.m a 8 p.m

El único detalle aquí es que si va en auto particular, llegará al punto de inicio de la caminata. Mientras que si opta por bus, este lo dejará sobre la vía y deberá caminar poco más de una hora hasta la taquilla. Mejor guarde energía para la caminata en el parque por lo que le recomiendo que vaya haciendo la lista de amigos con carro si es que no dispone del suyo. Interés en su máxima expresión, así que lleve mecatos para darle al conductor e intentar suplir la deuda.

Parque Aventura La Chorrera

View this post on Instagram

Colombia y su magia ???

A post shared by Leo Carrillo ?? | Traveler ?? (@expresomochilero) on

Una vez en la taquilla, ¿está listo para la aventura? Los dos atractivos del parque resultan ser las dos cascadas: El Chiflón y La Chorrera. Sin embargo, hay otras actividades como cabalgatas y la espeleología en la Cueva de los Monos, en la que se encuentran estalactitas de diferentes formas y tamaños. Para llegar a este último, verá el aviso durante el camino a mano izquierda ¡no se lo pierda!

Precio: $12.000 COP por persona

Horarios: Todos los días de 8 a.m a 4 p.m

Cascada La Chorrera

Cascada La Chorrera. Foto: @expresomochilero

La caminata ecológica que se realiza en el parque temático conlleva un momento de desconexión y paz. Durante el recorrido, podrá apreciar diferentes especies de aves y plantas. Asimismo, desde diferentes puntos y miradores tendrá panorámicas únicas del valle de Choachí y de montañas imponentes  a su alrededor.

Cascada El Chiflón

cascada el chiflon

Cascada El Chiflón. Foto: @expresomochilero

Esta caída de agua de 55 metros, es un verdadero deleite para los sentidos. Le tomará media hora llegar hasta allí -dependiendo del ritmo-. Incluso, en una parte del recorrido, pasará por detrás de la cascada en donde verá una cortina de agua y brisa ideal para sentir la naturaleza en todo su esplendor. Además, es ideal para practicar torrentismo por un valor de $25.000 COP que deberá cancelar en la entrada del parque. Aunque la actividad demora poco, es un descargue de adrenalina y euforia para su alma. 

Cascada La Chorrera

Vídeo: @expresomochilero

La Chorrera es el principal atractivo del parque -de ahí su nombre-. ¿Por qué? Tan solo lo espera una caída de agua de 590 metros; majestuosa e imponente por donde se la mire. Luego de pasar por El Chiflón, en total la caminata hacia la parte inferior de La Chorrera puede llegar a tomar hora y media. Aquí, tómese un momento para contemplarla, sentirla. Acérquese lo suficiente para llevarse un chapuzón de ella, ¿por qué no? Aunque en este punto no se aprecia la cascada en toda su extensión, le garantizo que la caída de agua que se aprecia es un regalo de la vida.

cascada la chorrera

Cascada La Chorrera. Foto: @expresomochilero

La duración de la caminata para conocer las dos cascadas oscila entre 4 y 5 horas. Este tiempo depende de las paradas que haga para descansar, tomar fotos y sobretodo, de conectarse con la naturaleza. Lleve su música favorita -así sea el ras tas tas- y conserve cada momento.

¿Qué llevar para la travesía?

Para este tipo de trayectos en pleno bosque, es indispensable contar con unos zapatos con agarre. Además, que no falte la gorra, bloqueador solar, 1 litro de agua (recomendado) y los lentes de sol primero, para proteger sus bellos ojos y segundo, para quedar “cool” en las fotos. ¿O no? De fondo la cascada La Chorrera muy imponente y en primer plano usted con sus gafas Ray-Ban o las de San Victorino, igual quedará bien con cualquiera.

Gracias a Angie, David y Felipe por la compañía en este viaje. Recuerden que lo que verdaderamente se aprecia de un lugar, no es tanto el sitio en si mismo, sino las personas que hacen parte de él y coleccionan el momento con nosotros.

Si quiere conocer más lugares increíbles lo invito a seguir a Expreso Mochilero en Facebook, o en mi cuenta personal viajera @expresomochilero en Instagram. Para mí será un gustazo tremendo poder compartir mis historias con usted y por qué no, ¡juntarnos en alguna travesía! Hasta pronto.

Le dejo estos sitios que igual tienen información valiosa sobre la Chorrera:

LEO CARRILLO – Travel Blogger en EL TIEMPO

Quizás le puede interesar

(Visited 31.382 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Viajero y coleccionista de buenos momentos. Fan de la Corona en michelada. Amante de los gatos y la música electrónica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

2

Cuando Julio Verne escribió "Viaje al centro de la tierra", Islandia(...)

3

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar