Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No puedo negar que estaba un poco nerviosa, de hecho, ahora que lo pienso bien, siempre estoy en esta emoción antes de iniciar cualquier reunión, sesión, taller, conferencia… y lo que me digo sobre esto es que se trata de respeto hacia el otro y que ese estado de nerviosismo me recuerda que debo estar atenta a dar lo mejor de mí para servir de la mejor manera al propósito del encuentro.

Y claramente, en esta ocasión quería que fuera impecable. Se trataba nada más ni nada menos de la entrevista que con tanta persistencia había buscado: la CONVERSACION PODEROSA

La cita fue en un parque muy bonito. Me pidió que fuera en ese lugar porque le gustaba la tranquilidad y la posibilidad de desconectarse de los agites del día a día. “Quiero que nos escuchemos sin interrupciones para que logres lo que quieres de esta entrevista”, me dijo cuando acordamos telefónicamente el lugar y hora de encuentro.

Llegué muy puntual y para mi sorpresa ya estaba ahí. “Me gusta llegar con tiempo, no solo a tiempo”, afirmó al extenderme su mano.

Y creo que mi nerviosismo fue muy notorio porque lo primero que me pidió en cuanto nos sentamos es que cerrara mis ojos, respirara profundo un par de veces y enfocara mi atención en un solo sonido del entorno. Elegí un tenue canto de un pájaro que venía al parecer de un árbol cercano. Fueron solo unos minutos durante los cuales todo lo demás se convirtió en silencio y logré concentrarme solo en ese pequeño sonido. Cuando abrí los ojos me sentí relajada y la vi sonriendo. “Ahora sí, comencemos con tus preguntas”

 ¿Siempre hace esto en sus entrevistas?

No siempre, pero es necesario cuando quien quiere hablar conmigo está muy agitado, porque mientras esté con muchas voces en su interior será muy difícil que escuche lo que vamos a conversar.

 ¿Hay que prepararse mucho entonces para hablar con usted?

Sonrió.

Un poco sí. Debo ser exigente en algunos aspectos y tengo unos estándares que nos han permitido mostrar resultados. Entre ellos está efectivamente el que no me vayan a citar en un lugar bullicioso, que no haya interrupciones, que se disponga del tiempo que sea necesario para nuestro encuentro y particularmente que quien o quienes quieran hablar conmigo, estén dispuestos a cuestionarse y ser cuestionados y a darse cuenta de que hay cosas que posiblemente no están viendo y ese lugar ciego les puede estar causando inconvenientes.

 Al inicio de su respuesta dijo “nos han permitido mostrar resultados” ¿A quiénes se refiere?

A mi familia

 ¿Su familia? ¿Cómo es eso, dónde están?

Tengo una familia muy numerosa y cada día crece más. Las conversaciones poderosas estamos presentes en las empresas que nos llaman para que intervengamos en sus reuniones de equipo y sus líderes; en las familias cuyos padres se han dado cuenta que podemos enseñarles una nueva manera de comunicarse con sus hijos; en los círculos de amigos que nos invitan para que la calidad de sus relaciones sea mejor.

 En mi búsqueda de esta entrevista, me encontré con otras conversaciones ¿Cómo es su relación con ellas? (Ver Crónica de una entrevista a una conversación poderosa)

Con algunas hemos llegado en ocasiones a algunos acuerdos, porque hay momentos en los que su rol es fundamental. La de Juicios por ejemplo ¿la encontró? –asentí con la cabeza- . Pues bien, mi colega es importante cuando se toman decisiones y siempre saltan las interpretaciones de lo que ha sucedido en el pasado, entonces hicimos el acuerdo de que ella preguntaría siempre cosas como ¿Qué se quiere lograr con ese juicio que se tiene o que hechos se tienen para fundarlo? El asunto es que la mayoría de las veces ella se queda enfrascada en discusiones en donde todos creen tener la razón. Ahí es cuando nos distanciamos.

 ¿Cuál es el secreto mejor guardado en una empresa exitosa de la cual usted haya sido asesora?

Precisamente el que yo esté con ellos. Cuando me contratan lo hacen porque se dan cuenta del daño que otras conversaciones le han causado al SER de la empresa, así que llego a modificarlas. A observar con tristeza cómo se habían instalado en los equipos conversaciones de promesas incumplidas, de ausencia de confianza, de compromisos no alineados, de peticiones vagas, de ofertas que no contemplan la realidad de lo que se puede ofrecer.

 ¿Qué hace que una persona se queda atrapada en un problema y otra ante la misma situación salga adelante y fortalecida? ¿Cómo puede ayudarlas?

Es sencillo, están conversando de forma diferente: mientras una se queda con los consejos de la conversación de juicio inmovilizante “yo soy incapaz de aprender cosas nuevas”, “es que nadie sabe por lo que yo he pasado”, “así soy”; la otra aprendió a moverse hacia juicios posibilitantes “sé que este cambio es difícil pero tengo en mí los recursos para afrontarlo”, “no sé hacer… pero puedo aprender”. Cuando vienen a mí, les escucho, les pregunto en qué basan sus juicios, sobre cuál es la emoción que no las deja avanzar.

 Le he escuchado varias veces hablar de preguntas ¿casi que usted es un periodista?

Volvió a sonreír.  No. Hay una distancia entre la pregunta estilo periodista y la mía. Mis preguntas no van dirigidas a obtener información.

Cuando yo o una de mi familia de Conversaciones Poderosas está presente, las preguntas que hacemos son para ayudarle a que el otro encuentre sus propias respuestas.

Las llamamos precisamente Preguntas Poderosas, hay algunos primos míos que las han bautizado también como Preguntas Estratégicas. Cuando una pregunta cambia la forma de ver la situación y abre una puerta hacia un nuevo compromiso, esa es una pregunta poderosa.

¿En dónde o con quienes quisiera que la contrataran pero no la han llamado?

Se quedó pensativa un momento y con tono grave respondió: lamentablemente es una lista larga.

No he podido estar presente en muchos espacios donde se tratan políticas públicas, en negociaciones trascendentales para un país, en empresas con conflictos laborales y de productividad, en familias que se desintegran, en personas que se dan por vencidas y no creen en sí mismas… si tan solo me dejarán ayudar…

Noté como esta pregunta le afectó así que decidí cambiar el tema e ir cerrando.

 Entonces, para ir terminando esta entrevista, si alguien quiere encontrarla, ¿cómo la puede distinguir para que no se equivoque con otras conversaciones como me pasó a mí?

Soy muy fácil de encontrar. Lo primero es que yo siempre voy a estar en disposición de escuchar desde la humildad y honestidad, de respetar los silencios del otro, la visión del otro, de preguntar para ayudarle a crear nuevos compromisos de acción, de hacer algo diferente, de llegar a acuerdos transparentes y claros. En pocas palabras, quien me llame tiene la certeza de que cuando terminemos sentirá algo distinto en su interior y se habrá llevado además mis secretos para que pueda continuar moviéndose con iniciativa, auto liderazgo, confianza y sentido de propósito.

Conversamos otro rato, temas personales off the record que no voy a publicar, y nos despedimos porque ya tenía que irse a otra reunión. Y tal como me dijo al final, “sentí que algo diferente había en mí” y que tenía muchas ganas de conocer a otras de su familia. Seguro las continuaré buscando.

 


Esto es lo que hago: Coaching y Entrenamientos en Liderazgo Conversacional

tarjeta conversacion

Coaching personal, ejecutivo y/o equipo. Programas de entrenamiento en competencias de liderazgo conversacional dirigidos a equipos de trabajo, ejecutivos, coordinadores, jefes de área, responsables de proyectos, líderes de equipos o comunidades.

Contacto: coach@coachsandramateus / www.coachsandramateus.com

Mi perfil en Linkedin Sandra Mateus


Sígueme en Twitter @liderazgoarriba

 

Recibe las actualizaciones de mi blog suscribiéndote con tu mail

Email address


E- BOOKS

Puedes adquirir mis E-books en Amazon.com

Se calcula que si en promedio una persona escribe 10 email al día, en los últimos 10 años ha escrito 36.500 correos electrónicos. ¿Cómo ser efectivos en este espacio?

 Marketing personal. Construcción de Marca Personal. Es la clave para mejorar relaciones y resultados. Más de 15 ejercicios prácticos, herramientas de coaching, enlaces a videos de reflexión

No es una novela romántica. Son historias  reales de amores tóxicos o bloqueos personales que le impiden a las personas amar y permitirse ser amadas de una forma sana.  Lecciones de liderazgo personal, coaching e inteligencia emocional aplicables a todos los ámbitos de la vida.

Para padres, educadores o quienes quieran trabajar en si mismos para generar crecimiento en nuestro niños, ahora también el Libro

Otras entradas recientes 

(Visited 530 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Chile nos ha mostrado, a través de sus marchas, a los(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar