Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Cómo es
la vida de una persona gobernada por la TV? Esta historia es de interés
general, ya que la TV hace parte de casi todos los hogares; nos informa, entretiene
y enseña. Pero también es bueno conocer los casos en que esta bendición del
siglo XX se convierte en una maldición.

Veamos a
continuación la historia de Sergio…

 

Ramiro
Calderón

http://ramirocalderon.wordpress.com

ramiro@ramirocalderon.com

 

La televisión ha sido el miembro más
importante de mi familia desde que tengo memoria. Mis padres llegaban a la casa
y lo primero que hacían, era prender la tele.

Prácticamente no hablábamos. Recuerdo muchas
ocasiones en que yo era un niño normal y quería comentar cómo me había ido o
preguntar algo, y me mandaban a callar porque estaban atendiendo con interés a
algo en el televisor.

Yo me sentía raro y marginado. Creía que era
un ser inadecuado porque siempre estaba en el lugar equivocado, hablaba cuando
no debía hacerlo, hasta aquel día glorioso en que recibí mi primer televisor.

¡Lo recuerdo muy bien! Tenía siete años y sentí
una inmensa felicidad. Pensé que ya no me iba a quedar más solo cuando mis
padres se convirtieran en zombies frente a la tele.

La tele se convirtió en mi primera gran
compañía y en mi amiga fiel. Siempre estaba ahí. Comencé a sentir su efecto
tranquilizante y adormecedor. Empecé a sumergirme en las historias que me
mostraba la pantalla. A soñar con esos mundos maravillosos y glamorosos.
Comencé a odiar mi vida real, a desear que fuera como la de la tele y por primera
vez, comprendí a mis padres.

Desde ese momento, nunca más volví a
sentirme solo ni abandonado. No volví a pedir la atención que nunca recibía de
mis padres. Así fui creciendo.

La televisión me educó; me enseñó modales;
me mostró el mundo que alguna vez saldría a conocer; me enseñó acerca del amor,
el sexo, el bien y el mal. Conceptos un poco distorsionados, es cierto, pero desde
muy temprana edad hablaba con gran propiedad de esos temas.

En la adolescencia imitaba a mis modelos de
la tele. Me vestía como ellos, actuaba como ellos, en inclusive utilizaba sus
frases de cajón. Ahora me doy cuenta de que eso me hacía ver falso y poco
espontáneo, pero en esa etapa de la vida la mayoría de chicos son así y no desentonaba
tanto. Además, me veía forzado a estar en el colegio y a interactuar con otros
chicos. A pesar de mi timidez, no me sentía tan aislado.

En la universidad sucedió algo parecido, aunque
ya prefería quedarme viendo tele a salir con mis compañeros. No tuve novia
durante toda la carrera. Prefería soñar con las chicas hermosas y perfectas de
la tele y masturbarme pensando en ellas. Decía que ninguna amiga o compañera llenaba
mis expectativas, lo cual era verdad hasta cierto punto, pues mis paradigmas
irreales eran imposibles de encontrar en el mundo real… pero la verdad de fondo
era que yo me escapaba del dolor de mi timidez y mi incapacidad para relacionarme,
sumergiéndome en el mundo irreal de la tele.

Estaba tan desconectado de la realidad, que
recuerdo que una vez un compañero me preguntó qué iba a hacer el fin de semana,
y le contesté que como mis padres se habían ido de paseo y la casa estaba sola,
iba a hacer una orgía. Cuando él me miró con asombro y me pidió que lo
invitara, le dije que claro, que con mucho gusto lo invitaba, que llegara a mi
casa el sábado a las ocho… y que llevara a una mujer… y que si podía, le
encargaba otra para mí. ¡Creo que debió pensar que yo era el hombre más estúpido
del mundo!

Como veía películas eróticas en la madrugada,
pensaba que las mujeres cuando se bañaban jugaban con sus pechos y soñaba con
lo excitante que debía ser ver a la vecina bañándose o lavando el carro. Luego
tuve la oportunidad de ver a la vecina lavando el carro… y odié mi vida aún
más. ¿Por qué no se parecía a lo que yo veía en la tele?

Cuando terminé la universidad comenzó mi
deterioro real. Conseguí un trabajo, y siempre que llegaba del trabajo me
encerraba a ver televisión. Pasaba en mi cuarto todas las noches y los fines de
semana. Me dopaba con tele, y esa era la forma como me preparaba para enfrentar
lo que tenía que hacer en el trabajo.

Luego perdí mi trabajo y todo empeoró.
Enviaba hojas de vida todas las mañanas, y me quedaba viendo tele y esperando que
me llamaran para las entrevistas.

Con la excusa de estar disponible para
recibir cualquier llamada para una entrevista, perdí cinco años de mi vida.

Eso es lo peor que uno puede hacer. Buscar
trabajo sin hacer nada más. Es un trabajo de ventas, en el que el producto que
uno está vendiendo es uno mismo… y nadie lo compra. Es el fracaso total como
vendedor y como ser humano.

Durante esos cinco años me sumí en una
depresión fatal.

Enviaba hojas de vida, esperaba viendo
televisión, odiaba mi vida, me odiaba a mí mismo y añoraba la vida glamorosa de
los personajes que tenía como modelos.

Hasta que un día me dije a mí mismo que mi
vida no podía continuar así. Decidí suicidarme, pero no tuve las fuerzas.
Entonces decidí que iba a hacer algo, pero la tele no me dejaba. No tenía
tiempo. En ese momento fue cuando decidí pedir ayuda para dejar la televisión.
No me imaginaba la vida sin televisión, así que pensé que si no resultaba, me
suicidaba.

Gracias a Dios resultó.

Hoy en día tengo una esperanza; tengo
amigos; tengo una novia… pero lo más importante es que tengo una vida; tengo
proyectos; estoy comenzando mi propia empresa.

La primera vez que tomé la mano de mi novia,
produjo en mí sensaciones mucho más intensas que la más fuerte de las escenas
eróticas de una película. Y el primer beso o la primera vez que hicimos el amor…
ni te cuento.

No todo ha sido fácil. Todavía tengo una
gran tendencia a aislarme y hay ciertas situaciones sociales o laborales que me
producen mucha ansiedad, pero tengo fe en que las superaré.

He
descubierto que la vida real es diferente a la tele; más completa, más rica en
sensaciones y matices… infinitamente más agradable e interesante.

_______________________________

Si deseas compartir tu opinión, experiencia, fortaleza y esperanza acerca del manejo de alguna adicción, siéntete libre de hacer un comentario al final de este blog, o escribiéndome a calderon.ramiro@gmail.com

Sigueme en este blog o en las Redes Sociales.

Ramiro Calderón

Consejero en Adicciones


Ayuda a un ser querido. Al comprar un libro, puedes pedir otro completamente gratis para regalar.

Si quieres que se lo hagamos llegar anónimamente, simplemente puedes comprar uno para ti y luego envías a calderon.ramiro@gmail.com su dirección de correo electrónico y nosotros se lo enviaremos con copia oculta para ti, para que te puedas cerciorar de que le llegó.

TÍTULOS (Click en el Link)

CUESTIONARIOS DE AUTODIAGNÓSTICO

DIRECTORIO

Grupos de apoyo gratuitos o económicos para tratamiento de adicciones convencionales o adicciones del nuevo milenio (Click aquí)

TESTIMONIOS

HERRAMIENTAS DE RECUPERACIÓN

REFLEXIONES

tumblr counter

(Visited 1.047 times, 3 visits today)
PERFIL
Profile image

Ramiro Calderón (Adicciones del Nuevo Milenio): Después de haber obtenido una de los mayores puntajes del país en las pruebas de estado ICFES y recibir los premios Andrés Bello y Bachilleres por Colombia, lo perdió todo por el alcoholismo. Hace más de diecinueve años dejó el alcohol; en el año 2003 recibió, gracias a uno de sus libros, el Premio al Pensamiento Caribeño otorgado por la UNESCO, ha sido catedrático universitario, asesor de importantes empresas en Colombia, Ecuador, y Perú; ahora es escritor, conferencista y coach (presencial y online) con énfasis en manejo de todo tipo de adicciones. Autor de la novela “Un Favor Antes de Morir”, la primera novela que aborda con profundidad el tema de las adicciones del nuevo milenio (Pornografía, sexo, chat, redes sociales, etc.), y otros libros sobre adicciones (http://unfavorantesdemorir.wordpress.com) disponibles en formato electrónico a nivel global. Email: calderon.ramiro@gmail.com - Twitter: @ramiro_calderon

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El día del debut de la Selección Colombia en el Mundial de(...)

2

Muchos emprendedores ven en Internet una gran posibilidad para dar a conocer(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

21 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. elquenolevanta

    No se ome…. Al leer el Texto pareciera tener un cierto toque Femenino o la caracteristica de ser Narrado en Primera Persona por Una Mujer, tiene un tinte de Increible y ficticio pero que mas da si en este mundo cualquier cosa puede pasar…

  2. angelrey85

    “la TV hace parte de casi todos los hogares; nos informa, entretiene y enseña” , lo de informa y enseña lo pongo en tela de juicio. Sin generalizar toda la tv, diria que mas bien enseña a embrutecernos y desinforma .Es el medio por el cual los gobiernos venden a las personas una realidad ficitia y manipulada (noticias ) , enseñan a las personas a perder el criterio sobre si mismos, a no ser autenticos y a perder su capacidad critica y analítica mostrandole estereotipos ficticios sobre la vida ( superficialidad , belleza , dinero etc.. ) . Como es posible que la tv este llena de basura que embrutece (novelas , reality , noticias etc..)y que existan pocos espacios dedicados a formar y a enseñar verdadero conocimiento y no a crear seres superficiales que llegan al grado de la irracionalidad y la ignorancia extrema . Felicito a este señor por poderse librar de tan detestable adicción. La tv colombiana hoy en dia es lo peor que puede existir .

  3. Hola Meneis,
    Tienes toda la razón. La televisión, la internet y hasta los libros, pueden ser una forma de huir y no afrontar la propia realidad. Cuando el tiempo que uno dedica a cualquiera de dichas actividades es mayor al normal, cuando hay síndrome de abstinencia cuando uno trata de dejar una actividad y cuando por más que uno lo intenta, no puede solo, es muy probable que estemos hablando de un síndrome adictivo.
    La buena noticia es que los doce pasos de Alcohólicos Anónimos son la mejor herramienta para erradicar todo tipo de síndromes adictivos de nuestra vida. Esta herramienta ha sido probada por millones de personas con excelentes resultados, devolviendo seres útiles y felices a la sociedad.
    Te envío un fuerte y cariñoso abrazo,
    Ramiro

  4. Aunque me parece muy exagerado el ejemplo, no dudo que sea real. En mi caso, tengo clara la diferencia de lo real e irreal de la tele, pero me sumerjo en ella de una manera hipnótica… hasta los comerciales me congelan frente al televisor… soy incapaz de cambiar un mal programa porque qué tal que se ponga bueno, y al final pienso cómo pude haber perdido el tiempo viendo ese programa tan malo. Casi todos los días pienso cómo puedo perder tantio tiempo viendo TV, pero no hago nada por dejar esta adicción; lo máximo que he logrado hacer es alternar otras actividades con la TV al mismo tiempo como cocinar o arreglar la casa (los televisores están situados estratégicamente), leer (obviamente en los comerciales), planchar, bordar, archivar, etc. También me he dado cuenta que cuando desarrollo otras actividades, lo hago en forma compulsiva y en últimas, ni recuerdo de que iba el programa… creo que lo que tengo es una gran evasión de mi propia vida y responsabilidad… pero no he logrado saber cómo salir de allí.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar