Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Adicción a la Aprobación - Ramiro Calderón - Adicciones del Nuevo Milenio

Adicción a la Aprobación – Ramiro Calderón – Adicciones del Nuevo Milenio

Hoy tenemos a otro invitado en nuestro Blog. Juan es un hombre que ha trabajado su adicción a la aprobación y su codependencia, tanto en la vida de pareja, como en el trabajo. En este testimonio, Juan nos da luces sobre esta problemática oculta que afecta a tantas personas en el mundo de hoy:

De la adicción a la aprobación a la búsqueda de la autenticidad: mi historia

Hola a todos, soy Juan, tengo 35 años y soy profesor universitario de matemáticas. Quiero compartirles mi historia de transformación, de cómo pasé de vivir bajo la sombra de la aprobación a construir relaciones auténticas y saludables.

Hace unos años, mi vida estaba dominada por la necesidad constante de ser validado por los demás. Mi trabajo como profesor era mi refugio, pero incluso allí, buscaba insaciablemente la aprobación de mis colegas y estudiantes.

Recuerdo cómo, después de cada clase, me obsesionaba con la idea de que mis estudiantes pensaran que era lo suficientemente competente. Revisaba cada comentario en las evaluaciones con ansias, necesitando constantemente esa validación para sentirme valioso como profesor.

En las reuniones de profesores, siempre buscaba destacar, aportar ideas que impresionaran. Sentía que mi valía como profesional dependía de lo que mis colegas pensaran de mí. La necesidad de ser aceptado en ese círculo se volvió abrumadora.

Mi matrimonio también estaba afectado; mi búsqueda incesante de validación socavó la base misma de mi relación.

Recordaré por siempre cómo, en lugar de disfrutar de momentos con mi esposa, estaba preocupado por si ella aprobaba mis decisiones, mi carrera, mi forma de ser. La conexión se desgastó lentamente bajo el peso de esa necesidad insaciable de validación.

Incluso en conversaciones difíciles con ella, mi principal preocupación era cómo sería percibido. Evitaba confrontaciones, buscando siempre la aprobación en lugar de abordar los problemas de frente. La falta de comunicación real erosionó la base de nuestra relación. Después de que mi esposa se había enamorado de mí, me fui convirtiendo en el muñeco de un ventrílocuo que decía y hacía lo que ella quería que dijera o hiciera. Al final yo no era yo, ni sabía como ser yo, y la relación se desmoronó. Ese rechazo que tanto buscaba evitar, terminó haciéndose una realidad.

Cuando mi relación se acabó, busqué ascensos y reconocimientos sin tener en cuenta si realmente alineaban con mis valores. No estaba viviendo mi vida auténticamente; estaba persiguiendo una versión distorsionada de éxito. De repente, un día me di cuenta de que era profundamente infeliz. No sabía que quería, pero tenía claro que todo por lo que había luchado con tanto ahínco durante mi vida, me había llevado a querer morirme. A ser un cadáver ambulante y robotizado que se había olvidado de su alma.

Fue un momento de autodescubrimiento lo que marcó el comienzo de mi transformación. Busqué ayuda contigo y comencé un viaje de terapia y reflexión profunda. No sabía bien qué me pasaba. Sólo que mi vida estaba destruida. Contigo le pusimos nombre y decidimos afrontar el problema como una adicción.

Abordamos el Problema como Adicción a la Aprobación

Me di cuenta de que mi adicción a la aprobación estaba afectando cada aspecto de mi vida.

El proceso fue desafiante. Hubo momentos de recaída, momentos en los que la necesidad de aprobación parecía abrumadora. Pero con cada desafío, aprendí valiosas lecciones. Descubrí que mi autoaceptación era la clave para liberarme de la aprobación constante de los demás.

Había ocasiones en las que, a pesar de mis esfuerzos, la necesidad de aprobación se volvía abrumadora. Fue como caer en un viejo patrón, buscando validación externa para sentirme completo.

En el trabajo, experimenté momentos particularmente desafiantes. Presiones laborales intensas me llevaron a buscar aprobación de mis superiores. En lugar de enfrentar los desafíos con autenticidad, caí en la trampa de buscar constantemente el reconocimiento externo.

En mis relaciones personales, especialmente después de mi divorcio, las recaídas fueron más pronunciadas. La soledad a menudo activaba mi necesidad de aprobación, y me encontraba buscando validación en nuevas relaciones en lugar de centrarme en mi autoaceptación.

A medida que me sumergía en el proceso de autenticidad, noté cambios significativos en mis relaciones. Mis conexiones con amigos, familiares y colegas se volvieron más genuinas. Dejé de buscar la validación externa y comencé a valorarme a mí mismo por lo que soy.

Cada recaída fue seguida por reflexiones internas profundas. Me preguntaba por qué seguía repitiendo estos patrones autodestructivos. Estos momentos difíciles fueron cruciales para comprender que la verdadera solución estaba en mí mismo, en aceptarme tal como soy.


Poco a poco he ido saliendo de la adicción a la aprobación

Aprendí a establecer límites saludables, a decir no cuando era necesario y a priorizar mi bienestar emocional. La autenticidad se convirtió en mi brújula, guiándome en la construcción de relaciones basadas en la honestidad y la transparencia.

Dejé de aceptar responsabilidades excesivas solo para obtener aprobación. Aprendí a decir no cuando mi carga de trabajo era abrumadora, priorizando mi bienestar emocional y manteniendo un equilibrio saludable.

Tras mi divorcio, me di cuenta de la importancia de decir no en mi vida personal. Dejé de comprometerme en actividades que no resonaban con mis valores y metas. Decir no se convirtió en un acto de autocuidado, una forma de priorizar mi felicidad.

Comprendí que priorizar mi bienestar emocional también significaba priorizar mi tiempo. Dejé de comprometerme con eventos y reuniones que no aportaban valor a mi vida.

También decidí ser más transparente con mis estudiantes. Les hablé sobre mis experiencias y desafíos, mostrándoles que la autenticidad no solo era válida, sino que también era una fortaleza. Esto cambió la dinámica en el aula y fortaleció la conexión con mis alumnos.

Hoy, puedo decir con certeza que he celebrado éxitos en mi viaje hacia la autenticidad. Mis relaciones son más fuertes, mi vida más plena. Comparto mi historia con la esperanza de inspirar a otros que pueden estar luchando con la misma adicción a la aprobación.

Si estás en ese camino, quiero decirte que hay luz al final del túnel. La autenticidad es un regalo que te das a ti mismo, y construir relaciones saludables es la recompensa. No estás solo; hay esperanza y ayuda disponible para cada paso del camino. ¡Ánimo en tu propia travesía! Si estás comenzando hoy, hoy es el primer día de tu nueva vida.

_____________________________________________________________________________

Si deseas compartir tu opinión, experiencia, fortaleza y esperanza acerca del manejo de alguna adicción, siéntete libre de hacer un comentario o escríbeme a calderon.ramiro@gmail.com

Sígueme en este blog o en las Redes Sociales.

Skype: ramiro.citta

#AdicciónALujuria #TestimonioPersonal #SuperaciónPersonal #Recuperación #AdiccionesDestructivas #DolorEmocional #Autodescubrimiento #CrecimientoPersonal #EsposaAbandonada #SanaciónEmocional #RedenciónPersonal #Esperanza #AmorPropio #RelacionesSanas #CambioDeVida #ApoyoMutuo #HábitosSaludables #BienestarEmocional #ConstruirRelaciones #MejoraContinua #VidaNueva #RamiroCalderon #AdiccionesDelNuevoMilenio

_____________________________________________________________________________

Ayuda a un ser querido. Al comprar un libro, puedes pedir otro completamente gratis para regalar.

Si quieres que se lo hagamos llegar anónimamente, simplemente puedes comprar uno para ti y luego envías a calderon.ramiro@gmail.com su dirección de correo electrónico y nosotros se lo enviaremos con copia oculta para ti, para que te puedas cerciorar de que le llegó.

TÍTULOS (Click en el Link)

CUESTIONARIOS DE AUTODIAGNÓSTICO

DIRECTORIO

Grupos de apoyo gratuitos o económicos para tratamiento de adicciones convencionales o adicciones del nuevo milenio (Click aquí)

TESTIMONIOS

Videos

Escritos

 

UN GRAN TESTIMONIO DE CODEPENDENCIA

Libro Gratuito con la Historia de Bethy

HERRAMIENTAS DE RECUPERACIÓN

REFLEXIONES

 

(Visited 56 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Ramiro Calderón (Adicciones del Nuevo Milenio): Después de haber obtenido una de los mayores puntajes del país en las pruebas de estado ICFES y recibir los premios Andrés Bello y Bachilleres por Colombia, lo perdió todo por el alcoholismo. Hace más de veintisiete años dejó el alcohol; en el año 2003 recibió, gracias a uno de sus libros, el Premio al Pensamiento Caribeño otorgado por la UNESCO, ha sido catedrático universitario, asesor de importantes empresas en Colombia, Ecuador, y Perú; ahora es escritor, conferencista y coach (presencial y online) con énfasis en manejo de todo tipo de adicciones. Autor de la novela “Un Favor Antes de Morir”, la primera novela que aborda con profundidad el tema de las adicciones del nuevo milenio (Pornografía, sexo, chat, redes sociales, etc.), y otros libros sobre adicciones (http://unfavorantesdemorir.wordpress.com) disponibles en formato electrónico a nivel global. Email: calderon.ramiro@gmail.com - Twitter: @ramiro_calderon

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No puedo dejar pasar este tema del agua sin preguntarme: ¿y(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

El big data es el futuro, y el Reino Unido tiene(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar