Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

tricotilomanía - Ramiro Calderón - Adicciones del Nuevo MilenioBueno, pues soy Valentina, ¿sabes? Mi problema comenzó a aparecer durante mi adolescencia, pero tomó una fuerza incontrolable cuando entré a la universidad. Al principio, el primer semestre de diseño gráfico parecía estar yendo bien, pero detrás de todo eso, mi vida era un desmadre por la necesidad compulsiva e incontrolable que tenía de arrancarme el pelo. Ni siquiera sabía que mi problema tenía nombre. Arrancar pelos se volvió como mi deporte extremo personal, y créeme, no era divertido.

Mis dedos se volvieron expertos en encontrar pelos rebeldes, y mi cabeza parecía una batalla campal con mechones caídos por todas partes. Al principio, pensaba que era solo una manía extraña, pero cuando mi espejo empezó a reflejar más calvicie que estilo, me di cuenta de que tenía un problema serio. Y no hablo de esos problemas de tarea a última hora, sino de algo que estaba tomando el control de mi vida sin que yo pudiera detenerlo. Comencé a buscar información en internet y reconozco que fue un alivio saber que había otros que padecían el mismo trastorno mío. No estaba sola. No era la única en el mundo.

Inclusive leí sobre casos de personas que no sólo se arrancan el pelo. sino también se lo comen. Esos casos son quirúrgicos y acaban con la salud física y la vida de las personas, pues los jugos gástricos no disuelven los pelos y estos se van acumulando en el estómago y los intestinos hasta que forman pelotas que los bloquean. Mi caso no era tan extremo, pero eran evidentes mis parches blancos en la cabeza.

Mi trastorno se agudizaba cuando tenía que hablar en público, cuando tenía que sustentar un trabajo, cuando hablaba cara a cara con un chico que me gustaba, cuando tenía que hacer una llamada, o cuando simplemente estaba aburrida. Era una especie de analgésico/distracción/entretención.

Recuerdo que después de una clase donde mi profesor estaba más gruñón que nunca, me vi frente al espejo y pensé, “Valentina, esto ya no puede seguir así”. Así que decidí buscar ayuda. No te miento, admitir que necesitaba ayuda fue difícil al principio, pero cuando la comencé a recibir fue como quitarme un peso enorme de encima.

Empecé terapia, y al principio me sentía un poco como si estuviera hablando con un amigo imaginario, pero después de unas cuantas sesiones, empecé a entender qué demonios estaba pasando en mi cabeza. Entendí cómo al concentrarme en un pelito y en el dolor agudo que me producía, mi atención se distraía de todo aquello que me generaba ansiedad; de los hábitos de pensamiento que exacerbaban esa ansiedad. Principalmente, entendí que la ansiedad venía de una sensación de incapacidad que yo sentía al enfrentar el mundo. Pero no era real. Venía desde mi inseguridad. Todo me mostraba que yo podía con los retos que estaba enfrentando, pero muy adentro sentía que no era capaz. Poco a poco tuve que aprender a lidiar con el estrés y redirigir esos impulsos de arrancar pelos hacia algo más productivo, como enrollar una pelotita antiestrés o jugar con un spinner.

Hoy en día, mi cabello está en mucho mejor estado, y puedo decir que mi vida también. No todo es perfecto, a veces aún tengo esos impulsos, pero ahora sé cómo enfrentarlos. La tricotilomanía ya no es la jefa de mi vida, y en lugar de estar perdiendo pelos, estoy trabajando duro por ganar confianza y seguridad en mí misma y, créeme, eso se siente bastante bien.

Ahora, inclusive he encontrado una fortaleza increíble en reconocer mi problema ante otros, en espacios seguros. Cuando veo a una persona con parches de calvicie en su cabeza, le cuento mi historia y conectamos. Ayudando a otros, me estoy aceptando y ayudando a mí misma. Además, no somos tan rarooooos. Hay quienes se comen las uñas; otros se muerden los labios; otros se pellizcan la piel; inclusive hay quienes se hacen cortes en la piel. Así que si padeces tricotilomanía, busca la ayuda adecuada y no sientas que eres la única persona con ese problema.

Si crees que alguien que conoces sufre tricotilomanía, no te burles. Muchos, ni siquiera saben qué es lo que les está sucediendo. Si puedes, comparte con ella esta historia.

_____________________________________________________________________________

Si deseas compartir tu opinión, experiencia, fortaleza y esperanza acerca del manejo de alguna adicción, siéntete libre de hacer un comentario o escríbeme a calderon.ramiro@gmail.com

Sígueme en este blog o en las Redes Sociales.

Skype: ramiro.citta

#AdicciónALujuria #TestimonioPersonal #SuperaciónPersonal #Recuperación #AdiccionesDestructivas #DolorEmocional #Autodescubrimiento #CrecimientoPersonal #EsposaAbandonada #SanaciónEmocional #RedenciónPersonal #Esperanza #AmorPropio #RelacionesSanas #CambioDeVida #ApoyoMutuo #HábitosSaludables #BienestarEmocional #ConstruirRelaciones #MejoraContinua #VidaNueva #RamiroCalderon #AdiccionesDelNuevoMilenio

_____________________________________________________________________________

Ayuda a un ser querido. Al comprar un libro, puedes pedir otro completamente gratis para regalar.

Si quieres que se lo hagamos llegar anónimamente, simplemente puedes comprar uno para ti y luego envías a calderon.ramiro@gmail.com su dirección de correo electrónico y nosotros se lo enviaremos con copia oculta para ti, para que te puedas cerciorar de que le llegó.

TÍTULOS (Click en el Link)

CUESTIONARIOS DE AUTODIAGNÓSTICO

DIRECTORIO

Grupos de apoyo gratuitos o económicos para tratamiento de adicciones convencionales o adicciones del nuevo milenio (Click aquí)

TESTIMONIOS

Videos

Escritos

 

UN GRAN TESTIMONIO DE CODEPENDENCIA

Libro Gratuito con la Historia de Bethy

HERRAMIENTAS DE RECUPERACIÓN

REFLEXIONES

(Visited 49 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Ramiro Calderón (Adicciones del Nuevo Milenio): Después de haber obtenido una de los mayores puntajes del país en las pruebas de estado ICFES y recibir los premios Andrés Bello y Bachilleres por Colombia, lo perdió todo por el alcoholismo. Hace más de veintisiete años dejó el alcohol; en el año 2003 recibió, gracias a uno de sus libros, el Premio al Pensamiento Caribeño otorgado por la UNESCO, ha sido catedrático universitario, asesor de importantes empresas en Colombia, Ecuador, y Perú; ahora es escritor, conferencista y coach (presencial y online) con énfasis en manejo de todo tipo de adicciones. Autor de la novela “Un Favor Antes de Morir”, la primera novela que aborda con profundidad el tema de las adicciones del nuevo milenio (Pornografía, sexo, chat, redes sociales, etc.), y otros libros sobre adicciones (http://unfavorantesdemorir.wordpress.com) disponibles en formato electrónico a nivel global. Email: calderon.ramiro@gmail.com - Twitter: @ramiro_calderon

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque el plato actualmente goza de fama mundial, se cree que(...)

2

  Depeche Mode (Rock - Electrónico), New Wave y Alt Rock,(...)

3

En Colombia nos acostumbramos a ver sillas vacías en las sesiones del Congreso,(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar