Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Recuerdas que estabas haciendo hace 10, 20 y 30 años en esta fecha? seguramente recordarás los triunfos que tuviste en esos años, las grandes tragedias y las anécdotas divertidas; pero es seguro que también recordarás algunas películas que te marcaron de una u otra manera.

1984, 1994 y 2004 fueron años particularmente importantes en materia cinematográfica con el estreno de algunos títulos que, independientemente de si nos gustan o no, trascendieron su tiempo. Juguemos a la máquina del tiempo y recordemos que películas importantes fueron estrenadas hace 10, hace 20 y hace 30 años.

Hace 10 años:

2004 aún puede parecernos reciente, pero es increíble constatar que muchas películas memorables las vimos hace ya 10 años.  Mel Gibson polarizó al mundo con su visión particular en La pasión de Cristo, que para muchos exalta el sufrimiento de las últimas horas de Jesucristo y para otros fue una película antisemita y sensacionalista.  Michel Gondry nos regaló una de sus más entrañables películas con uno de los títulos más largos: Eternal Sunshine of the spotless mind (que en españa tradujeron con un gran spoiler: Olvídate de mí).  En esta historia contada como un viaje al interior de la mente y los recuerdos de un hombre, ratificamos que Jim Carrey también puede ser un buen actor dramático. También ese año se estrenó la primera película de la saga de terror semi-gore Saw que ha cultivado fanáticos en todo el mundo y la segunda parte de la maravillosa serie de películas “Before the…” de Richard Linklater, cuya única película se estrenó el año pasado (aquí pueden ver mi artículo).

Eternal sunshine of the spotless mind

Eternal sunshine of the spotless mind

Otra película de culto de 2004 es El diario de Noa que también divide opiniones entre los fanáticos del cine romántico y los que la detestan por su alto tono rosa. También se estrenó la versión cinematográfica del conocido libro Yo robot de Isaac Asimov y el juego narrativo temporal de El efecto mariposa. Los amantes de los comic vieron nacer un personaje emblemático: Hell Boy de la mano del hasta entonces poco conocido director mexicano Guillermo del Toro.

En el campo de la animación, disfrutamos de la segunda parte de la genial Shrek y de una de las mejores películas de aventuras de Pixar: Los increíbles. Otra segunda parte que pudimos ver fue la continuación de Kill Bill que más que una saga se presentó como una película partida en dos (luego lo haría Von Trier este año con Nymphomaniac) y que curiosamente dividió a los fanáticos de Tarantino entre quienes disfrutaron más la primera parte y quienes nos inclinamos por la segunda.
Los-Increibles
Mi director favorito, Clint Eastwood estrenó su impactante Million Dollar Baby, que supuso también que Hillary Swank fuera considerada como actriz de carácter.  En medio del proceso electoral de reelección de George Bush Jr, Michael Moore estrenó Fahrenheit 9/11 con la firma intención de impedirlo, obteniendo el respaldo político del Festival de Cannes en donde obtuvo el premio mayor. Al final, se sobreestimó el poder del documental con una victoria contundente de Bush.

Entre los títulos más interesantes de otros países están la película francesa Los coristas, la chilena Machuca y las alemanas Los Edukadores y La Caída, que nos mostró una faceta inédita de Adolf Hitler, en una de sus mejores versiones interpretado por Bruno Ganz.

En Colombia, Víctor Gaviria estrenó su largometraje Sumas y restas, un retrato desgarrado del fenómeno del narcotráfico desde la óptica de las clases altas que cayeron el juego corrupto de los mafiosos.

Hace 20 años:
Por estos días se conmemoraron los 20 años del estreno y 10 del final de la serie Friends y algunas películas que se estrenaron ese año coinciden también en ser emblemáticas y de culto.
En la línea de las que más recordación y fanáticos ha generado, podríamos hablar de El rey león, Pulp fiction y Forrest Gump, aunque los fanáticos de cada película pueden no amar los otros dos títulos.  El rey león ha sido, en perspectiva, una de las más emblemáticas películas de Disney; tanto así que su musical sigue batiendo records de taquilla en Broadway y sus personajes son reconocidos por muchos espectadores menores de 20 años (aquí hago un análisis ideológico por si quieren ser críticos con la película, aclarando que a mí me gusta). Pulp fiction, por su parte, popularizó el culto a Tarantino que ya había insinuado su estilo en Reservoir dogs. Hoy muchos de los tarantinianos de antaño (me incluyo) no comulgamos con sus excesos, pero otros fanáticos han llegado justamente por eso. Se ha llegado a cuestionar que buena parte de su talento era realmente de Sally Menke, editora hasta Bastardos sin gloria y fallecida en 2010. Forrest Gump ha tenido también tanto impacto, que en Estados Unidos la franquicia surgida a partir de la película, Bubba Gump, es una de las más exitosas cadenas de restaurantes, con sucursales en todo el mundo.
Forrest-Gump
Algunas de las películas más importantes de reconocidos directores se estrenaron también en 1994, como Asesinos por naturaleza de Oliver Stone, Balas sobre Broadway de Woody Allen, Ed Wood de Tim Burton y Shallow grave de Danny Boyle. Los amantes del cine de acción no olvidarán tampoco a León: El profesional la bizarra película protagonizada por Jean Reno y la talentosa Natalie Portman, que entonces tenía 12 años. Una de las películas más reconocidas de 1994 es Shawshank redemption (sueño de fuga) de Frank Darabont, que desde entonces figura en el top 10 de películas norteamericanas de muchas publicaciones. Con una trama sencilla pero bien elaborada sobre la amistad, esta película genera también amores y odios.

En otras latitudes fueron importantes películas como la impactante neozelandesa Fuimos guerreros de Lee Tamahori, Vivir del entonces no tan reconocido director chino Zhang Yimou, A través de los olivos del iraní Abbas Kiarostami (uno de sus títulos más personales) y El callejón de los milagros del mexicano Jorge Fons que marcó el debut de Zalma Hayek.  Mención aparte merece la hermosa trilogía de colores de Krystof Kieslowsky, director polaco que se basó en los colores de la bandera de Francia y los valores de “Libertad, igualdad y fraternidad” para hacer tres películas: Azul (1993), Blanco (1994) y Rojo (1994).  Cada quien tiene su preferida, la mia es Rojo.

Hace 30 años:

1984 fue un año emblemático. Además de haber sido políticamente convulsionado, fue visualizado como el año en que una gran entidad nos vigilaría a todos y sabría todos nuestros secretos.  No, no estamos hablando de Internet (aunque podría ser) si no del “Gran hermano”, personaje malévolo de la novela “1984” de George Orwell, de la cual conocimos su versión cinematográfica justo ese año.  La profética película hablaba de un sistema de vigilancia y control cuya relación con la realidad actual pondría los pelos de punta al señor Orwell. Otra famosa adaptación que se hizo ese año fue La historia sin fin basada en el libro de Michael Ende, que marcó el cine fantástico de aventuras y a toda una generación (podríamos decir que fue nuestra Crónicas de Narnia).

Hace 30 años conocimos también el inicio de una de las sagas más prolíficas del cine de terror: La del terrible Fredy Krueger que se apodera de los sueños de sus víctimas en Pesadilla en Elm Street, que a la postre tendría 8 películas más entre 1984 y 2010, más la insoportable Fredy vs Jason y el documental Never Sleep Again. David Lynch también nos entregó su complicadísima Duna, sello emblemático de su filmografía y MIlos Forman llevó al cine la adaptación de la vida de Mozart en la multipremiada Amadeus en donde se recrea, además, la gran rivalidad que tuvo en vida con el compositor Antonio Salieri. Iván Reitman estrenó la primera parte de Los Cazafantasmas, cuya película y canción (de Ray Parker Jr.) fueron un éxito total que llevaría luego a la realización de una película más, una popular serie animada, un videojuego y un juego de mesa, entre otros productos. En el clima de remakes actual, se ha anunciado una posible tercera parte. Rogamos al alma del gran Harold Ramis que no se concrete.

En 1984 se afianzó también la moda de las pequeñas criaturas simpáticas y malévolas que empezarían ese año con Gremlins y luego incluirían otras sagas como Critters.  Hablando de sagas, ese año vio nacer también dos muy importantes, que con el tiempo se han convertido en películas de culto: Karate Kid, que tuvo dos películas más en los años 80 y un remake en 2010 y Terminator de James Cameron, una de las más rentables franquicias del cine, que incluye otras tres películas (vienen más), una serie de televisión, libros, comics y videojuegos.
karate-kid-3
Renglón aparte merece una de las mejores comedias de todos los tiempos: Top Secret, humor inteligente que echo mucho de menos en la cartelera actual. Protagonizada por Val Kilmer y dirigida por David Zucker, esta película se burla de las convenciones del mismo cine para satirizar la guerra fria. Otra película que no se puede olvidar de ese año fue Erase una vez en América del maestro Sergio Leone, protagonizada por Robert De Niro.

Pero como el cine no es sinónimo de Hollywood, en el mundo surgieron ese año también importantes títulos: Paris Texas del alemán Win Wenders, una de sus películas de culto; la intimista y surrealista Birdy de Alan Parker y Los gritos del silencio, película de Roland Joffé sobre un reportero en la guerra de Camboya.

Finalmente, 1984 marcó el estreno de una de las mejores películas colombianas de todos los tiempos: Cóndores no entierran todos los días de Francisco Norden (basada en el libro de Gustavo Álvarez Gardeazábal), una cruda radiografía de la época de la violencia bipartidista en Colombia, alrededor de un interesante personaje: León María Lozano, El Cóndor, líder de los pájaros, muy bien interpretado por Frank Ramírez.

Cóndores no entierran todos los días

Cóndores no entierran todos los días

Hoy muchos dicen, con sobrados argumentos, que Estados Unidos hace mejor televisión que cine; pero el cine no se agota allí y en todo el mundo (incluyendo USA) se hacen películas interesantes, profundas, divertidas y de culto que seguramente merecerán estar en este listado en el año 2024.

Espere en mi próxima entrega: El espectáculo en las salas de cine
Para ver otros textos sobre cine y cultura visita Jerónimo Rivera Presenta

Para elegir la película que verás en cartelera, te invito a conocer mi nuevo proyecto: ALUCINE. Conócelo y a suscribirte aquí.
Te invito los jueves 8 pm a escuchar Tiempo de Cine programa radial sobre cinefilia en www.unisabanaradio.tv

Anteriores entradas:

(Visited 963 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Engañar al algoritmo

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

    -->

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

  • Entretenimiento

    Diez grandes directores de cine con más de ochenta años

    Twitter: @jeroriveracine Agosto es el mes del adulto mayor y en los difíciles tiempos actuales mucho se ha discutido sobre las(...)

  • Colombia

    Repensar el cine colombiano

    Twitter: @jeroriveracine La década de los años 90 fue una época oscura para el cine latinoamericano. Los países líderes(...)

  • Entretenimiento

    La sinfonía final de Ennio Morricone

      [caption id="attachment_3200" align="aligncenter" width="432"] Ennio Morricone - EFE[/caption] Twitter: @jeroriveracine Nos ha dejado un maestro de la música,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_227" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] Esa fue mi primera navidad(...)

2

Siempre llego tarde. Es un vicio. No puedo evitarlo. Hay algo(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

13 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Hombre…que golpes de recuerdo! Por supuesto, siendo yo ochentero, soy fanático de las versiones de Gremlins, Terminator ( las primeras ). Avanzando un poco más…en 1985, no puedo olvidar, la maravillosa Back to the future. Una película que además de divertida, es extremadamente inteligente. En especial, en sus versiones posteriores: Dos y tres. La habré visto, parcialmente ( siempre la cacho a la mitad ) unas 20 veces. Y nunca me canso. Me alegra saber de personas, que como yo, también tienen esa “obsesión” llamada cine.

  2. juanhuertas2014

    Sr Rivera, plenamente de acuerdo con usted en sus apreciaciones. Sin embargo, por un desfase en el tiempo dado que es de 1985, hubiera sido interesante incluir a la magnífica trilogía de Back to the future (Volver al futuro) con el inolvidable Michael J. Fox.
    Por otra parte, esta sí de 1984, aunque no tan conocida pero que me atrevo a mencionar, es la comedia romántica Blame it on Rio (La culpa de todo la tuvo Río) protagonizada por el genial Michael Caine. En ella se observa una de las primeras presentaciones de nadie menos que Demi Moore.

  3. Me da la impresión que fue un lapsus más que un error de documentación, y no entiendo la agresividad del comentario anterior ante algo tan insignificante. Por otra parte, me llama la atención el hecho de que Clint Eastwood sea el director favorito del bloguero.

    • jeronimorivera

      Muchas gracias, Carlos, efectivamente fue un lapsus pues sé sobradamente que Del Toro siempre ha manejado su línea de fantasía desde que hizo El espinazo del diablo y luego El laberinto del Fauno. Mis directores favoritos son Clint Eastwood y Alfred Hitchcock, aunque hay grandes maestros como Kubrick, Woody Allen, Scorsese, Truffaut y Tornatore que me gustan mucho también.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar