Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Fotografía de Sebastiao Ribeiro, película "La Sal de la tierra" de Wim Wenders y Juliano Ribeiro

Fotografía de Sebastiao Ribeiro, película “La Sal de la tierra” de Wim Wenders y Juliano Ribeiro

Twitter: @jeronimorivera

Hollywood se está enfocando, con pocas excepciones, en replicar fórmulas e infantilizar el público contando historias evasivas y lejanas a la realidad; mientras que el cine de otras latitudes, a veces más interesante, es escaso en nuestro circuito comercial.
En los últimos años, muchos emblemáticos directores han expresado su voz de protesta frente a la baja calidad de las historias contadas por los grandes estudios y esta puede ser, quizás, una de las razones por las que algunos han optado últimamente por hacer películas documentales.  Este ejercicio es provechoso desde muchos puntos de vista, pero sin duda nutre el género al permitir que directores con estructura y oficio en la creación de historias de ficción narren estas historias documentales haciendo uso de recursos interesantes en la construcción de personajes, dosificación del conflicto, puesta en escena y riqueza fotográfica. Desde hace décadas se ha experimentado con nuevas narrativas para los formatos de no-ficción y es interesante ver que estos grandes nombres también han permitido darle un nuevo alcance y status a las historias documentales, que el grueso del público podría incluso no considerar como películas. Es de reconocer, también, que en los últimos años se han presentado en cartelera varias películas documentales colombianas como ¿Infierno o paraíso?, Don Ca, La eterna noche de las doce lunas, Porro hecho en Colombia y Carta a una sombra; así como la exitosa Colombia: Magia salvaje (en cartelera), a la que yo clasificaría como film institucional del país, sin que eso le quite mérito ni calidad.
Esta semana se estrenó en nuestra cartelera nacional la película documental La sal de la tierra del consagrado director alemán Wim Wenders y co-dirigida por Juliano Ribeiro Salgado, basada en la obra del gran fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado.  A propósito de este estreno, comparto con ustedes un Top 10 de reconocidos directores de ficción contemporáneos que han incursionado con éxito dirigiendo documentales. Para el ejercicio solo tuve en cuenta directores vivos que han ganado su reconocimiento como directores de ficción y han dirigido (no producido) documentales en los últimos 20 años.

Oliver Stone presentando su película "Al sur de la frontera"

Oliver Stone presentando su película “Al sur de la frontera”

10- Abbas Kiarostami: El director iraní, autor de títulos como El sabor de las cerezas, ¿Donde está la casa de mi amigo? Like someone in love (una de las mejores películas de los últimos años) ha dirigido también más de 10 documentales desde la década de 1970, incluyendo 10 on Ten (2004) en el que este director reflexiona sobre sus propias técnicas y temáticas como realizador.
9- Carlos Saura: Sin duda Saura es uno de los directores más constantes y prolíficos del cine español.  Más de 45 películas desde los años 50 hasta la actualidad así lo demuestran.  A títulos como Ana y los lobos, Cría Cuervos y Goya en Burdeos se suman nueve documentales (y uno en producción), casi todos dedicados a la música, una de las temáticas con mayor presencia en películas suyas de ficción como Tango y El amor brujo.
8- Cameron Crowe: El director de la premiada Jerry Maguire y el retrato generacional Solteros; tiene en su filmografía algunos documentales que reflejan su pasión por la música, ya vista en su inolvidable Casi famosos (que como sabemos es casi autobiográfica).  Crowe dirige The Union sobre la grabación de un álbum de Elton John y Pearl Jam Twenty estrenado con motivo de los 20 años de la popular banda.
7- Andzrej Wajda: En la filmografía de este reconocido director polaco con más de 60 años de trayectoria, hay espacio también para algunos documentales, aunque sus reconocimientos han venido de la mano de películas de ficción de corte histórico como Danton, Katyn y Walesa. 
6- David Lynch: El recordado autor de Twin Peaks, una de las series de televisión más extrañas de los últimos años, y de películas de culto como Cabeza borradora, El hombre elefante y Mulholland Drive, se ganó por décadas la fama de ser excéntrico y hacer películas confusas.  Su inconformidad con el cine actual es tal que tomó la decisión desde 2006 de no volver a hacer cine de ficción para dedicarse al arte (pintura e instalaciones) y a dirigir algunos documentales en video.
5- Oliver Stone: Desde siempre Oliver Stone ha sido amigo de poner el dedo en las llagas de los Estados Unidos con películas como Asesinos por naturaleza, Platoon, JFK y Nixon, pero en los últimos años ha ido más lejos y se ha dedicado a hacer documentales sobre algunos de los personajes más odiados por el gobierno de su país como Fidel Castro (Comandante, 2003; Looking for Fidel, 2004 y Castro in winter, 2012), Hugo Chávez (Mi amigo Hugo, 2014) y Edward Snowden (Snowden, en postproducción).  Stone también ha realizado documentales sobre la inmigración mexicana a Estados Unidos y los aspectos más sórdidos de la sociedad norteamericana en las series America Undercover y La historia jamás contada de los Estados Unidos. 

la sal 2

“La sal de la tierra” de Wenders

4- Martin Scorsese: El director italoamericano responsable de títulos tan imprescindibles como Godfellas, Taxi Driver y Pandilla de New York tiene también una amplia trayectoria como  director de musicales y documentales. No muchos saben, por ejemplo, que fue el director del fantástico cortometraje del cuál se extrajo el videoclip oficial de la canción Bad de Michael Jackson. Sus documentales más recientes se han centrado en personajes como Fran Lebowitz (2010), Elia Kazán (2010), George Harrison (2011) y Frank Sinatra (en preproducción).
3- Emir Kusturika: Su documental Maradona by Kusturica nos mostró una divertida e interesante faceta de este director serbio reconocido por películas como Papá está en viaje de negocios y Gato negro, gato blanco.  La cercanía entre el personaje de Maradona y el culto del que es objeto junto al carisma y buen humor del director, que termina siendo un personaje más de la película, hacen de este documental un relato imperdible.
2- Werner Herzog: El documental ha seducido también al “enemigo íntimo” de Klaus Kinski, su protagonista recurrente al que odiaba con todo el corazón y que lo acompañó en películas como Fitzcarraldo, Woyzeck y Aguirre la ira de Dios.  Este director alemán, miembro del denominado joven cine alemán de los 60’s junto a Fassbinder, Schlondorff y Wenders, tiene una amplia filmografía documental y desde el 2000 ha estrenado 12 películas y 2 series de tv documentales frente a solo 6 películas de ficción.  Su film Grizzly man (2005) obtuvo más de 40 premios internacionales.
1- Wim Wenders: Por supuesto, no podíamos dejar de mencionar a Wim Wenders, director de La sal de la tierra.  Aunque muchos espectadores lo conocen por obras de ficción como Paris Texas, El amigo americano y El cielo sobre Berlin, Wenders también es pintor y tiene una amplia filmografía documental con un particular interés en explorar la relación entre el cine y otras artes como la música (Buenavista social club, 1999; The soul of a man, 2003 y The blues, 2003), la pintura y la fotografía, como ocurre en el documental que actualmente está en cartelera.  Interesantes son también sus acercamiento a otros cineastas como Yasujiro Ozu (Tokyo Ga (1985) y Nicholas Ray (I played it for you, 1984).

Otros directores de ficción reconocidos que también tienen películas documentales son: Spike Lee, Mathieu Kassovitz, Andzrej Wajda, Fernando Pérez, Michael Gondry, Peter Bogdanovich, Jim Jarmusch, Johnatan Demme, Ken Loach, Spike Jonze y Aki Karurismaki. 

¿Cuál es tu favorito? ¿Conoces otros director contemporáneo importante que ahora dirija documentales?

Para ver otros textos sobre cine y cultura visita Jerónimo Rivera Presenta

Twitter: @jeronimorivera
Youtube: 
Jerónimo Rivera

Anteriores entradas:

(Visited 2.460 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Engañar al algoritmo

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

    -->

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

  • Entretenimiento

    Diez grandes directores de cine con más de ochenta años

    Twitter: @jeroriveracine Agosto es el mes del adulto mayor y en los difíciles tiempos actuales mucho se ha discutido sobre las(...)

  • Colombia

    Repensar el cine colombiano

    Twitter: @jeroriveracine La década de los años 90 fue una época oscura para el cine latinoamericano. Los países líderes(...)

  • Entretenimiento

    La sinfonía final de Ennio Morricone

      [caption id="attachment_3200" align="aligncenter" width="432"] Ennio Morricone - EFE[/caption] Twitter: @jeroriveracine Nos ha dejado un maestro de la música,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La muerte del futbolista argentino Diego Armando Maradona volvió a sembrar(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Y para el caso Colombiano, Luis Ospina. Aunque yo diría que más que estrictamente “seducido”, este más bien fue “obligado”, teniendo en cuenta las dificultades para hacer cine de ficción decente en Colombia

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar