Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

gastronomía

Profile image

Hace unos cuatro años, cuando empecé a trabajar en La Candelaria, conocí un restaurante italiano muy encantador a media cuadra del Chorro de Quevedo. Se llamaba Nuraghe y era atendido por madre e hija. En aquel entonces ofrecía un plato que ellos llamaban la bandeja sarda, y(...)

Continuar leyendo
Profile image

Es ridículo todo el tiempo que se puede perder en Facebook, no solo chismoseando a los amigos, sino viendo videos y casos inauditos de cosas que pasan en el mundo: el niño que baila salsa de manera envidiable con una catana deliciosa, el arquero de un país desconocido que se(...)

Continuar leyendo
Profile image

Dudé antes de hacer este nuevo listado especializado en comida porque encontré en la web mucho sobre el tema; entonces pensé que tal vez no era novedoso y que podría ser aburridor para el lector. Pero como Bogotá es tan grande y variada, me arriesgué teniendo en cuenta que(...)

Continuar leyendo
Profile image

La primera vez que oí hablar de él fue en agosto de 2007, a propósito del Festival de Música del Pacífico Petronio Alvarez. Eran mis primeras vacaciones en Colombia y estaba en Cali visitando a Lico y Diana, quienes se convirtieron unos años más tarde en mis cuñados. Pero(...)

Continuar leyendo
Profile image

Una de mis grandes amigas, vegetariana ella, cuenta riéndose casi siempre que de vez en cuando le gusta comerse una hamburguesa chiquita, porque -según dice- su cuerpo se lo pide. Yo no la juzgo (ni más faltaba), porque a mí, carnívoro de toda una vida, también me gusta, de(...)

Continuar leyendo
Profile image

* Cada día 15 una recomendación gastronómica para hincar el diente con premeditación y alevosía. (por motivos ajenos a la voluntad de quien escribe y del medio que lo acoge, este artículo no pudo ser publicado ayer como estaba previsto. Lo hace hoy.) “Viajar por las(...)

Continuar leyendo
Profile image

Por allá en los años noventa, cuando yo era un pseudometalero-alternativo, con mis amigos -los mismos güevones de toda la vida-, y luego de pasar por los parches más bajos de borrachos, marihuaneros, drogradictos en general y gente descachalandrada que ganaba simpatía por(...)

Continuar leyendo